Inicio

DECLARACION POLITICA DEL COMITÉ NACIONAL DEL MCP

Ante la gravedad de la crisis económica de los diferentes gobiernos de países desarrollados donde ha pegado fuertemente la pandemia del COVID 19, y la dificultad de mantener confinada la población por no garantizarle los servicios esenciales y temerosos de que los estallidos sociales se generalicen, han decidido reactivar la economía sin garantizar los medios de bioseguridad, no importándole la salud y la vida de los trabajadores y el pueblo. A la par hay acusaciones entre diferentes potencias imperialistas de las responsabilidades de esta pandemia, agudizándose las tensiones y contradicciones entre estos bloques, a lo cual se suma las tensiones inter imperialistas con las agresiones de USA contra Cuba y Venezuela, atizando el peligro de una conflagración mundial, que sería como lo ha sido para el gran capital, el mecanismo expedito pero nefasto para paliar crisis de este sistema.

El pro fascista Gobierno de DUQUE, siguiendo el ejemplo de otros países europeos, ha lanzado irresponsablemente a los trabajadores de las grandes empresas al contagio del virus, reactivando las economías de los grandes empresarios, a pesar del riesgo advertido por la Organización Mundial de la Salud-OMS- y la Organización Panamericana de la Salud OPM- (instituciones de bolsillo del gran capital) de esta reactivación, máxime cuando en Colombia no se ha alcanzado el pico del contagio y donde América Latina tiende a convertirse en el foco mundial de éste.

La debacle en esta crisis económica agudizada por la cuarentena para enfrentar la pandemia es bien grave para los pequeños y medianos empresarios y para los trabajadores y el pueblo, que reciben de ellos cerca del 70% del empleo. Los que salen fortalecidos de esta crisis son algunos poderosos conglomerados financieros y los grandes empresarios que absorberán las pequeñas y medianas empresas quebradas, con la complacencia del gobierno de Duque.

Como respuesta a esta debacle se están reanimando las luchas populares en diferentes países del mundo, de América Latina y el Caribe, a pesar que gran parte de la dirigencia de los sindicatos y organizaciones sociales sigue confinada y aislada de sus bases como ocurre en Colombia, donde se limita a enviar comunicados y cartas de solicitudes al gobierno los cuales ignora.

Llamamos al conjunto del movimiento político y de masas a trabajar en unida de acción para exigir a Duque y la patronal, agrupada en el Consejo Gremial, el respeto a las Convenciones Colectivas de Trabajo y demás acuerdos bilaterales con los trabajadores y sus diferentes formas organizativas. Además, debemos exigir al gobierno de Duque la renta mensual básica para la población desempleada y aquellos sectores de la informalidad que se han quedado sin sustento. El Gobierno de Duque sigue ejerciendo autoritariamente la presidencia, sin un verdadero control político del congreso; aprovechando el Estado de Emergencia ha negado las condiciones y garantías para el ejercicio de control del Congreso y la oposición política a su gobierno, como tampoco a dado tiempo al control constitucional de la Corte. Esto, sumado a las protestas de diferentes sectores sociales, populares y de la capa media, hace mas precaria la gobernabilidad de Duque que, siendo el Comandante en Jefe de la fuerza pública, es el responsable principal de las chuzadas y la podredumbre del ejército y la policía. Además su imagen se desmorona o sea que de nada ha servido las millonarias sumas de dinero invertidas en publicidad para mejorar su imagen ni la aparición diaria en TV.

El presidente Duque, con el apoyo total del uribista partido Centro Democrático, en acción propia de gobiernos fascistas, pasando por encima del Senado de la República y violando el artículo 173 de la Constitución Política, ha aceptado la orden del Comando Sur, al autorizar el tránsito de una brigada de tropas norteamericanas, con el sofisma de ayudar a combatir el narcotráfico y el crimen organizado, lo cual ha sido rechazado por sectores sociales, populares, democráticos y progresistas.

Estaba en mora el llamado de las Centrales sindicales y el Comando Nacional de Paro a movilizaciones con protocolos de bioseguridad para el 4 de junio en protesta por las medidas antipopulares del gobierno de Duque.

Hacemos un llamado urgente a la Central Unitaria de Trabajadores -CUT- y al Comando nacional de Paro -CNP-, a solidarizarse con la problemática de los trabajadores petroleros, especialmente los de oleoducto que está asociada a impedir la privatización de Ecopetrol-Cenit. Desde el Movimiento por la Constituyente popular, llamamos a las centrales sindicales y al CNP a activar la lucha y movilización de masas para exigirle a Duque el cumplimiento de los acuerdos con estudiantes, maestros, el pueblo de Buenaventura y todo el pueblo afro, así como a los campesinos, los indígenas, entre otros.

Nos solidarizamos con las lucha de los trabajadores y todos los sectores explotados y pueblos, en Colombia, Latino América, el Caribe y el resto del mundo.

Rechazamos la presencia de tropas imperialistas en nuestro país, lo mismo que las agresiones al pueblo de Venezuela y Cuba y nos solidarizamos con sus luchas por la soberanía y autodeterminación de los pueblos.

Así mismo rechazamos el vil asesinato del ciudadano y trabajador negro GEORGE FLOYD por la policía federal de USA, que se suma al de otros negros explotados, que también han sido sacrificados, por dar la lucha contra la discriminación racial que se da en este país, al igual que exigimos se haga justicia con un castigo ejemplar a los uniformados responsables de este crimen.

FUERA YANKIS DE COLOMBIA…

SI TENEMOS QUE SALIR A TRABAJAR, PODEMOS SALIR A PROTESTAR…

A PREPARAR EL PARO CÍVICO NACIONAL

Colombia, mayo 31 de 2020

Comité Nacional del Movimiento por la Constituyente Popular -MCP-