Inicio

¡A la calle... contra Duque y el gran capital! ¡Por alimentos, salud y derecho a la vida...a la calle!

Duque levantó de hecho la cuarentena, aunque en derecho abunden los decretos diciendo lo contrario, por tanto es necesario exhortar a que desde el Comité Nacional de Paro se proceda a planear acciones unitarias en la calle y a alentar las demás formas de protesta de los trabajadores, los comerciantes, los que trabajan por cuenta propia, los desempleados, los jóvenes y educadores aburridos con la improvisada educación virtual, las madres cabeza de familia olvidadas a su suerte al igual que los campesinos. Son los ricos quienes deben pagar la crisis generada con su avidez de ganancia y el modelo neoliberal.

Es necesario coordinar la lucha contra el mal gobierno de Duque, esta será muy dura y por muchos meses. La desobediencia civil se ha vuelto un imperativo del momento ante la utilización de una falsa cuarentena para impedir la lucha popular.    Duque ha decretado una nueva emergencia económica para seguir legislando sin control político contra los trabajadores y demás sectores del pueblo; siguen las soluciones a medias con el anuncio de subsidiar por 2 o 3 meses con el 40% del SMMLV ($350.000) la nómina de las pequeñas y medianas empresas, con el falso argumento de evitar despidos que ya vienen ejecutándose por miles. Este subsidio se extenderá a las grandes empresas como lo pretenden pulpos como Avianca que siempre han sacado ventajas de las crisis. Con los nuevos decretos de emergencia, en los cuales incorporarán la nefasta propuesta de Germán Vargas Lleras, pretenden seguir profundizando la reforma laboral regresiva, iniciada en la anterior emergencia económica, social y ambiental con la circular 033 del ministerio del trabajo.   

Insistimos, es fundamental que el gobierno adopte medidas estructurales, esenciales y prácticas como declarar la moratoria de la deuda externa para liberar recursos del presupuesto nacional, se utilicen las reservas internacionales, parar todas las privatizaciones proyectadas en el Plan Nacional de Desarrollo, imponer tributos a los grandes capitales y decretar la "renta básica" para los ciudadanos clasificados como estrato 4, 3, 2 y 1, al igual que subsidiar a las pequeñas y medianas empresas, dando

un nuevo papel a los bancos estatales y quitando las ventajas de la banca privada y los monopolios que se aprovechan de los recursos públicos. 

En materia sanitaria debe procederse al control centralizado del sistema hospitalario, fortalecer financieramente la red hospitalaria publica y derogar la Ley 100 para que desaparezcan las ineficientes y corruptas EPS, ARL e IPS.

La lucha social que se viene realizando ayuda a dar soluciones a la crisis y no interfiere con los cuidados sanitarios   y la cuarentena; rechazamos las nuevas formas de   penalización   como:  comparendos abusivos, ley seca, toque de queda, utilización del ESMAD para sofocar a quienes reclaman alimentos. Exigimos al gobierno que respete el derecho de reunión, organización y negociación del movimiento sindical y social, el derecho de los dirigentes a estar en los frentes de trabajo donde la patronal impone la circular 033 del ministerio del trabajo, derechos que se han negado.

Condenamos que en plena pandemia se hayan destinado más de 30.000 millones de pesos en compra de armas, tanquetas y carros blindados para el ESMAD y la policía y más de 3.000 millones de pesos en publicidad para mejorar la imagen de presidente.

Ante la arremetida económica, social y militar que se viene agudizando por parte del régimen contra los trabajadores y el pueblo, la dirigencia sindical y social está obligada a salir a las calles en desobediencia civil a este régimen para exigir a Duque la negociación del pliego del 21N y las medidas especiales para enfrentar la crisis económica y la pandemia.

Movimiento por la Constituyente Popular -MCP-

Colombia, mayo 08 de 2020 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.